En el Librero nuestra MISIÓN es apoyar a los servidores públicos y sus instituciones con servicios de consultoría, capacitación y editoriales, para que elaboren y gestionen las políticas, programas y acciones de gobierno con eficiencia, eficacia y estricto apego a la ética que sus ciudadanos demandan.

 

VISIÓN

Ser la Institución referente de servidores públicos y sus instituciones, para su capacitación y asesoría, para apoyar su gestión.

 

¿Por qué el Librero y el Dragón?

Dragones y servidores públicos han sido asociados desde tiempos inmemorables en muchas culturas, ya que los dragones representan dignidad, sabiduría, fortaleza física y de carácter, liderazgo y sobre todo, PODER.

En la cultura China llamaban al emperador «hijo del Dragón» y era la encarnación humana de su poder. Las imágenes de dragones simbolizaban sabiduría y perfección; el dragón dorado de cinco garras «Sabio entre los Sabios» representaba el emperador, mientras los dragones de oficiales y mandarines tenían 4 ó 3 garras. Una leyenda famosa dice que un dragón le enseñó al Emperador Fu Hsi la escritura, la predicción de las estaciones del año y a usar el ábaco, es decir, la administración para el desarrollo.

En Europa Kilgharrah (el Gran Dragón) fue mentor de Merlin, a quien le dijo que su destino era proteger a Arturo Pendragón y ayudarle a unir todos los reinos. El Dragón le dio a Merlín consejos cruciales y poder.

En América, Quetzalcóatl (también Kukulkán) enseñó a cultivar las semillas del maíz, a trabajar el jade, oro y obsidiana, a teñir el algodón, el arte de la astronomía, prohibió los sacrificios humanos y enseñó el autosacrificio. Quetzalcóatl es recordado como gobernante y político ejemplar, héroe civilizador, inventor del calendario, maestro agricultor, juez, jurista y dios unificador del mundo.